San Carlos de Bariloche agregó sabor, sorpresas y muchas atracciones a la celebración de la Semana Santa: a lo largo de varios días se lleva a cabo la Fiesta del Chocolate y todo se viste de este manjar casi adictivo.
San Carlos de Bariloche es famosa por la fabricación de los chocolates más puros y artesanales gracias a sus maestros reposteros y las recetas con que cuentan. Las primeras ediciones de la Fiesta del Chocolate sorprendieron con ideas brillantes que seguirán ampliándose en años venideros. Su realización está ligada a la recuperación de la ciudad después de que las cenizas del volcán Puyehue dejaran su huella.

El Centro Cívico pasa a ser el epicentro de los festejos y un tradicional huevo de pascua de más de 8 metros de altura por 5 de diámetro se ubica en un lugar estratégico. Confeccionado por afamados chocolateros, esta obra de arte es observada primero y consumida después entre los presentes, con la consiguiente algarabía.

El domingo de Pascua por la mañana culmina esta experiencia cuando, luego de una cuenta regresiva cantada por todo el público reunido en la plaza, se procede a la ruptura del huevo. Papelitos, música, globos y mucha alegría acompañan el momento y los niños son quienes más lo disfrutan. En la edición 2016 el huevo gigante es reemplazado por la llamada Pascua Solidaria con actividades sorpresa.